lunes, 6 de octubre de 2014

PROMOCIONES DE OCTUBRE


Conoce las promociones de Octubre que tenemos preparadas para ti... 

Mes del Alivio del dolor



   
  

                                 
            





miércoles, 24 de septiembre de 2014

Alivio del Dolor

    ¿Qué es el Síndrome Femoropatelar?

Artículo extraído de solofisio.com

 

Imagen principal: Síndrome Femoropatelar

INTRODUCCIÓN
El síndrome femoropatelar (SFP) o condromalacia rotuliana es el reblandecimiento y descomposición del tejido (cartílago) que recubre la parte inferior de la rótula. El cartílago rotuliano es un amortiguador natural y ayuda a la correcta movilidad de la articulación de la rodilla, reduciendo la fricción entre el fémur y la rótula.
El SFP es uno de los tipos más comunes de dolor en la rodilla, sobre todo entre deportistas, adolescentes activos, adultos y en las personas con trabajos físicamente exigentes. El síndrome femoropatelar afecta más a las mujeres y representa del 20% al 25% de las consultas recibidas por dolor en la rodilla. 


Imagen 1: Dolor anterior en rodilla.
Síntomas y Signos del Síndrome Femoropatelar
El síntoma más común del SFP es el dolor anterior en la rodilla. Existen 4 grados o fases de la lesión, siendo el grado 4 el más grave. El síndrome femoropatelar causa generalmente:
·         Dolor en la cara anterior de la rodilla
·         Sensación de rozamiento o fricción cuando se flexiona o estira la rodilla
·         Sensibilidad en la rodilla
·         Inflamación
Este dolor se puede agravar cuando:
·         Se suben o bajan escaleras
·         Al arrodillarse o ponerse de cuclillas
·         Cuando se está sentado con la rodilla doblada durante mucho tiempo



 Imagen 2: Causas
¿Cuáles son las causas del Síndrome Femoropatelar?
La degeneración del cartílago aparece cuando la rótula no se desplaza correctamente y roza contra la parte inferior del fémur. Este mal desplazamiento de la rótula puede ser debido a:
·         Una mala alineación de la rótula
·         Desviación del eje femoro-tibial. Los jóvenes con genu valgo (rodillas en X) tienen tendencia a sufrir esta lesión.
·         Rigidez o debilidad de los músculos del muslo. El cuádriceps actúa como estabilizador de la articulación de la rodilla. Su debilidad o atrofia compromete en muchas ocasiones la correcta alineación de la rótula.
·         Lesión traumática en la rótula (fractura, luxación)
·         Sobreuso y estrés de la articulación de la rodilla en la actividad laboral o deportiva (correr, saltar, danza, esquí, fútbol, etc)
·         Pies planos
·         Procesos degenerativos de la rodilla (artrosis, artritis)
¿Cuáles son los factores de riesgo?
·         Edad. El síndrome femoropatelar afecta típicamente a adolescentes y adultos jóvenes. Las lesiones de rodilla en las personas de edad avanzada está normalmente relacionadas con problemas degenerativos como la artritis.
·         Sexo. Las mujeres son más propensas a sufrir esta lesión. Puede estar relacionado con el aumento del ángulo entre la pelvis (más amplia en las mujeres) y la articulación de la rodilla.
·         Algunos deportes. Los deportes que impliquen correr o saltar pueden suponer un estrés extra en la rodilla, especialmente si se han incrementado recientemente las sesiones de entrenamiento. También es muy común entre ciclistas debido al movimiento de flexión-extensión continuo de la rodilla.
·         Lesiones anteriores. Las personas que hayan sufrido fracturas o luxaciones de rótula son más propensas a sufrir esta lesión.
 ¿Cómo se diagnostica el Síndrome Femoropatelar?
Para ayudar a determinar la causa del dolor en la rodilla, es necesario realizar una historia clínica y una exploración física completa. Normalmente, el dolor aparece al forzar la flexión de la rodilla y al mover la rótula cuando la rodilla está extendida. Es importante observar si existe una correcta alineación de la rótula o si hay alguna atrofia muscular.
Además, podremos solicitar las siguientes pruebas para orientar nuestro diagnóstico:
·         Radiografia. Suele ser normal, aunque pueden aparecer signos de desgaste óseo.
·         Tomografía axial computerizada (TAC)
·         Resonancia magnética nuclear (RMN)
¿Cómo puede ayudarle su fisioterapeuta?
La fisioterapia es un tratamiento eficaz para la mayoría de los casos de síndrome femoropatelar, sobre todo en las fases tempranas de la lesión. También es recomendable para aquellos pacientes que hayan sido operados.
Los objetivos del tratamiento de fisioterapia variarán en función del grado de lesión y síntomas que tenga el paciente. Tras la historia clínica y la exploración física, su fisioterapeuta decidirá cuál es el tratamiento más adecuado para usted. En general, el tratamiento de fisioterapia irá enfocado a reducir el dolor de la rodilla en una primera fase, y a potenciación de la musculatura y prevención en la segunda fase. Si usted es deportista, es recomendable que busque actividades alternativas durante el tratamiento, como por ejemplo la natación.
La base del tratamiento de fisioterapia para el SFP son los ejercicios terapéuticos destinados a recuperar la fuerza y el equilibrio de la musculatura que actúa sobre la rodilla.
Existen diversas técnicas que su fisioterapeuta podrá utilizar para realizar el tratamiento. Algunas de las técnicas empleadas son:



  Imagen 3: Técnicas de fisioterapia.
Hidroterapia. La hidroterapia o también llamada terapia física acuática, es una  técnica integral usada en personas con discapacidad  como parte de la rehabilitación y el tratamiento del dolor.  Este tipo de terapia emplea tanto agua caliente como fría, depende del padecimiento que se presente y cada uno tiene sus beneficios.
Ejercicios de potenciación muscular (cuádriceps e isquiotibiales). La potencia es la capacidad de realizar un trabajo en el menor tiempo posible. Cuando hablamos de potencia muscular, hablamos de aumentar la fuerza a través del aumento de la velocidad y el achicamiento de los tiempos de ejecución.
Estiramientos pasivos y activos. Los estiramientos pasivos se realizan con una “ayuda” externa o que no pertenece al músculo responsable de ello, eliminando así la acción principal que provoca el estiramiento del músculo contrario. Los estiramientos activos sí respetan ese funcionamiento, generando una respuesta equilibrada. De tal forma, se propone desde estas líneas que los estiramientos se realicen de manera activa, sin esas ayudas “externas”, complementándolo con los pasivos de una manera precisa y con un objetivo razonado.
Masoterapia. uso de distintas técnicas de masaje con fines terapéuticos, esto es, para el tratamiento de enfermedades y lesiones: en este caso, es una técnica integrada dentro de la fisioterapia. La masoterapia engloba diversas modalidades de masaje como: el masaje terapéutico, el masaje transverso profundo, el drenaje linfático manual terapéutico, la liberación miofascial, el masaje deportivo, entre otros.
Ejercicios de propiocepción. La propiocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio, sustentando la acción motora planificada. Otras funciones en las que actúa con más autonomía son el control del equilibrio, la coordinación de ambos lados del cuerpo, el mantenimiento del nivel de alerta del sistema nervioso y la influencia en el desarrollo emocional y del comportamiento. 
Electroterapia analgésica y antiinflamatoria. La electroestimulación genera impulsos perfectamente controlados que facilita la excitación que se produce directamente sobre un nervio motor, garantizando la eficacia, seguridad y confort de su uso. El efecto producido es igual al de las señales mandadas por el cerebro, ya que el musculo es incapaz de notar diferencia alguna entre las contracciones voluntarias y las contracciones inducidas eléctricamente.

  
Imagen 4: Terapia fría
Crioterapia (aplicación de hielo)
La Terapia fría o crioterapia, utiliza la temperatura fría en fisioterapia y rehabilitación médica, este método disminuye la temperatura periférica, provocando la sedación de la zona, otros efectos son el antiinflamatorio o el circulatorio. Unos de los uso más comunes de la crioterapia es en la medicina del deporte.
Por lo general se da una  aplicación de entre 10 a 30 min en la zona localizada, ya que un menor tiempo no provocara un efecto significativo y un mayor tiempo provocaría un efecto de rebote haciendo que el organismo nutra de sangre y caliente una parte del cuerpo que se ha enfriado.
Entre los efectos fisiológicos de la crioterapia están: disminución de la temperatura, disminución del metabolismo tisular, disminución del flujo sanguíneo, disminución de la inflamación, disminución del edema, analgesia por acción directa sobre las terminaciones nerviosas, efecto antiespasmódico, aumento del metabolismo a expensas de las grasas, acción diurética y más.
Entre los métodos utilizados para la aplicación terapéutica se encuentran las bolsas de hielo, cold packs, toallas o compresas frías, criomasaje, inmersión en agua congelada, aerosoles refrigeradores, baños de contraste, hidroterapia, entre otros.
Los deportistas que quieran volver a la actividad tras las sesiones de fisioterapia, deberán evaluar todos los factores que implique su deporte. En ocasiones, su fisioterapeuta le recomendará usar férulas o vendajes funcionales (tape) de forma temporal. El vendaje debe ser realizado y revisado siempre por un fisioterapeuta.
¿Puede prevenirse el Síndrome Femoropatelar?
En muchas ocasiones el dolor en la rodilla se puede evitar. Estos son varios consejos que pueden ayudarle a olvidar el dolor de rodilla:
·         Mantenga un buen tono muscular. Un cuádriceps fuerte ayuda a estabilizar la rodilla durante la actividad deportiva o laboral.
·         Pierda peso. Si tiene sobrepeso, perder peso le ayudará a reducir la carga y el estrés en sus rodillas.
·         Realice un buen calentamiento. Antes de cualquier actividad intensa, caliente al menos 5 minutos.
·         Estire bien la musculatura. Mejore la flexibilidad de la musculatura y evite sobrecargas musculares con estiramientos suaves después de la actividad.
·         Revise su técnica. Revise su forma de correr o saltar con su fisioterapeuta.
·         Incremente la intensidad gradualmente. Evite cambios repentinos y cargas excesivas en sus entrenamientos.
·         Revise su calzado deportivo. Es importante utilizar calzado con buena amortiguación.
·         Plantillas. Si un estudio biomecánico lo evidencia, las plantillas adaptadas pueden ayudar a mejorar el apoyo y la distribución de las cargas.

Referencias
Bizzini M, Childs JD, Piva SR, Delitto A. Systematic review of the quality of randomized controlled trials for patellofemoral pain syndrome. J Ortho Sports Phys Ther. 2003;33:4–20.
Crossley K, Bennell K, Green S, et al. Physical therapy for patellofemoral pain: a randomized, double-blinded, placebo-controlled trial. Am J Sports Med. 2002;30:857–865.
Davis IS, Powers CM. Patellofemoral pain syndrome: proximal, distal and local factors, an international retreat, April 30-May 2, 2009, Fells Point, Baltimore, MD. J Orthop Sports Phys Ther. 2010;40:A1–A16.
Dixit S, DiFiori JP, Burton M, Mines B. Management of patellofemoral pain syndrome. Am Fam Physician.2007;75:194–202.

martes, 26 de agosto de 2014

Electroestimulación y Ultrasonido

     Aplicación de ultrasonoforesis empleando jalea real en cicatriz hipertrófica de miembros superiores como secuela de post quemadura tipo ABb-B

Artículo extraído de www.efisioterapia.net
  





Imagen principal: Sonoforesis.

I. INTRODUCCIÓN

La cicatriz es producto de la restauración de una solución de continuidad, que puede alterarse en su formación por diferentes factores como la herencia, ambientales, etc., produciendo así cicatrices hipertróficas con su clasificación de, cicatriz activa plana, y cicatriz hialina.
Estas cicatrices pueden producir acortamiento tisular, formación de adherencias por el aumento de producción de colágeno en la piel cicatrizada. Cuando afectan a segmentos articulares ocasionan la disminución de la amplitud articular. La severidad de la afección del segmento dependerá del tipo de quemadura o trauma y las características de la cicatriz.
El Ultrasonido depende de las vibraciones acústicas, este efecto biofísico genera un marcado aumento de la extensibilidad del tejido conjuntivo de la piel.
La Ultrasonoforesis consiste en la utilización del haz ultrasónico para aumentar la penetración de un medicamento a través de la piel. Se realiza una combinación de la medicina natural como es la apiterapia, recurso natural, a utilizarse como medio de contacto denominado Jalea Real, cuyas propiedades radican en mejorar la elasticidad de la piel, entre otras y que no presenta efectos secundarios.

II. MARCO TEÓRICO
II.1. PIEL
La piel de origen embriogénico mixto dan lugar al, ectodermo y mesodérmico, el primero da origen a epidermis, folículos pilosos, glándulas sebáceas, sudoríparas, uñas y melanocitos; el mesodermo origina el tejido conectivo, músculo pilo erector, vasos como la célula de Langerhans y dermis. Cumple las funciones de nutrición, conservación, pigmentogénesis, termorregulación, sudación, respiración, defensa y absorción.
Composición Química de la Piel
  • Agua 70%
  • Minerales (sodio, potasio, calcio, y cloro).
  • Carbohidratos (Glucosa).
  • Lípidos (Colesterol).
  • Proteínas (colágeno y queratina).
TEJIDO CONECTIVO
Está compuesto por células y matriz extracelular integrada por sustancias fundamentales y fibras. Las funciones principales del tejido conectivo son:
  • Proporcionar soporte estructural.
  • Servir como medio para intercambio.
  • Ayudar en la defensa y protección del cuerpo.
  • Formar un sitio para depósito de grasa.
  • Actúa como medio para intercambiar desechos metabólicos, nutrientes y oxígeno.
El tejido conectivo tiene 4 tipos de tejido: laxo o denso, reticular y adiposo. Son los siguientes:

Fibras Colágeno (Reticulares)
Son gruesas y no ramificadas, aparecen onduladas.


 Imagen 1: Fibras Colágeno
Fibras Elásticas
Compuestas de elastina y microfibrillas. La elastina está compuesta de un material amorfo y aminoácidos como ser la glicina y prolina.


 Imagen 2: Fibras Elásticas.
Componentes Celulares del Tejido Conectivo
Las células de los tejidos conectivos se agrupan en dos categorías, células fijas y células móviles o transitorias.
Fibroblastos
Célula más abundante y constante, bien diferenciada, estable y la principal responsable de la síntesis y mantención de la matriz extracelular fibrilar y amorfa. Abundan en el proceso de cicatrización.

Imagen 3: Fibroblastos.
II.2. QUEMADURAS
Son lesiones de los tejidos producidos por energía térmica transmitida por radiación, productos químicos o contacto eléctrico, que producen desnaturalización de las proteínas, edema y pérdida de líquido intravascular debido al aumento de la permeabilidad vascular.
Se clasifican de acuerdo a su profundidad en:

Imagen 4: Clasificación de quemaduras.
II. 3. CICATRIZACIÓN DEL TEJIDO
Curación por Segunda Intención (Heridas con Bordes Separados)
La regeneración de las células parenquimatosas no es suficiente para reconstruir del todo la arquitectura inicial. Para conseguir la reparación completa es necesario que en los bordes se for­me un tejido de granulación abundante.
1. Fase: Tienen al principio más fibrina y más residuos necróticos y exuda­dos, que deben ser eliminados. Por consiguiente, la reacción inflamatoria es más intensa.
2. Fase: Se forman cantidades mayores de tejido de granu­lación. Cuando se produce un gran defecto en los tejidos profundos.
3. Fase: Se presenta el fenómeno de retracción de la herida. La retracción se ha adscrito, parcialmente, a la presencia de miofibroblastos (fibroblastos alterados que poseen las características ultra-estructurales de las fibras musculares lisas).
Curación por Segunda Intención
Imagen 5:Fase 1, 2 y 3
Fuente: Cotran Robins “Patología Estructural” editorial Mc Gram Hill
Las quemaduras dérmicas y de espesor completo de tipo ABb-B afectan las capas reticulares de la dermis y la hipodermis. La dermis es involucrada en gran proceso de cicatrización de quemaduras profundas, el crecimiento irregular de esta capa celular altamente activa, durante el proceso natural de cicatrización, ocasiona anormalidades de la estructura dérmica que provoca la formación de cicatriz hipertrófica extensa, ubicada de acuerdo a la zona lesionada. Debido a la quemadura se afecta también, las glándulas sebáceas, se presenta resequedad excesiva en la piel afectada, grietas cutáneas, se ven afectados los receptores táctiles manifestando hipersensibilidad al contacto, dolor, prurito, por el acortamiento tisular existirá retracción de la piel, etc., llegando a disminuir la amplitud articular.
La cicatrización cutánea es un proceso reparativo complejo que conduce a la regeneración del epitelio y el reemplazo de la dermis por un tejido fibroso formado por colágeno con características diferentes a lo normal.
Histológicamente las cicatrices hipertróficas presentan una importante vascularización, adelgazamiento de la epidermis y gran densidad de fibroblastos. La síntesis y la degradación de colágeno están aumentadas y se ha comprobado también acumulación del inhibidor alfa 2- macrobulina. Las cicatrices hipertróficas son elevadas, eritematozas, retractiles y pueden originar prurito o dolor. Pero a diferencia de los queloides están limitadas a la zona original del trauma.
II. 4. Terapia Ultrasónica
Tratamiento médico mediante vibraciones mecánicas con una frecuencia superior a 20 kH. Aplicado en Fisioterapia, se denomina Ultrasonido Terapéutico.
 Imagen 6: Terapia Ultrasónica.
Efectos Biológicos
  • Favorece la circulación sanguínea
  • Relajación muscular
  • Aumento de permeabilidad de la membrana
  • Aumento de la capacidad regenerativa de los tejidos
  • Efecto sobre los nervios periféricos
  • Reducción del dolor
  • Modificación de las propiedades viscoelásticas del tejido conjuntivo.

II.5. Terapia de Ultrasonoforesis
Se entiende el tratamiento médico con sustancias introducidas en el cuerpo por medio de energía ultrasónica.
II.6. Definición de Apiterapia
La apiterapia es la utilización de los diferentes productos de los panales de abeja.
Una vez introducida, la Jalea Real en la piel por medio de la energía ultrasónica, estimula el metabolismo celular, es una excelente epitelizante y regeneradora de los tejidos. En el tejido cicatrizal, aumenta la elasticidad de las fibras elásticas, porque está compuesta de elastina, está proteína compuesta por aminoácidos como la glicina, prolina y lisina, la Jalea Real en su composición química tienen una cantidad mayor de dichas proteínas, que pueden ser fácilmente aprovechadas por el cuerpo.
La Jalea Real es un producto segregado por las glándulas hipofaríngeas, "se entiende por jalea real al alimento de la larva de la abeja reina hasta el tercer o cuarto día de vida, constituido por la secreción de las glándulas de la cabeza de abejas jóvenes (5-15 días de vida).


Imagen 7 Cicatrización Hipertrófica.
III. EVALUACIÓN
  1. Inspección de la piel.
  2. Semiología de la Cicatrización.
  3. Palpación y Movimiento de la Piel
  4. Evaluación funcional en miembros superiores (goniometría y perimetría)

IV. TRATAMIENTO
Procedimiento de la Técnica
1.- Limpieza del tejido cicatrizal.
2.- Programar la dosis y el tiempo exacto de la aplicación del ultrasonido. De acuerdo a la extensión de la cicatriz, se puede utilizar cabezal de 1mhz con una dosis aproximada de 0.7 wat/cm si es una cicatriz de 6 centímetros cuadrados, si es un cabezal de 3 mhz una dosis de 2.5wat/cm.
3.- Aplicar el ultrasonido utilizando como medio de contacto de la Jalea Real, aproximadamente 0.2 gramos por cada 1 cm2. La aplicación es móvil realizando movimientos circulares.
Objetivos del tratamiento
  • Disminuir el dolor
  • Disminuir el prurito
  • Mejorar la elasticidad del tejido cicatrizal
  • Fragmentar y reorganizar las fibras de colágeno
  • Recuperar la amplitud articular.
Evolución y Resultados
1º Sesión Paciente A
Se observa la parte anterior del antebrazo derecho el tejido cicatrizal sin movimiento, bastante tenso Se puede observar también un tejido deshidratado.
 Imagen 8:Antebrazo derecho.
.
   Imagen 9:Amplitud Codo 100°
2º Sesión Paciente A


  Imagen 10: Tejido Cicatrizal.
Se observa un ligero movimiento del tejido cicatrizal.


Imagen 11: Amplitud codo 105°
La Amplitud articular en extensión de codo es de 105º.
10º Sesión Paciente A
Se aplicaron 10 sesiones a la paciente, se lograron alcanzar los objetivos planteados anteriormente en su totalidad como podemos observar.
Se puede apreciar que el tejido cicatrizal se presenta más flexible y con mayor elasticidad, así mismo se mejora la hidratación y textura del tejido.


Imagen 12: Tejido cicatrizal más flexible.
Se aumenta la amplitud articular en parámetros normales de todo los movimientos, se muestra en la evolución el movimiento más afectado, que es la extensión de codo logrando 145º.
  

 Imagen 13: Extensión del codo a 145°
Se observa leve movimiento del tejido cicatrizal.


  Imagen 14: 1º Sesión Paciente B
Se observa el tejido cicatrizal presenta más flexibilidad y elasticidad.
   

   Imagen 15: 7º Sesión Paciente B
Debido a la presencia del tejido cicatrizal, en la se observa un ángulo formado entre el antebrazo y el plano horizontal, este es anormal. En reposo este debería apoyarse por completo en el plano horizontal.


 Imagen 16: 1º Sesión Paciente B
El ángulo formado entre el antebrazo y el plano horizontal ha disminuido, se encuentra en una posición anatómica normal.



Imagen 17: 10º Sesión Paciente B


Recomendaciones y Conclusiones 
·         Después de 1 o 2 aplicaciones de Jalea Real, en el recorrido del tejido cicatrizal el paciente puede mencionar una sensación mayor de prurito, que en el trascurso de las otras sesiones se disminuye en su totalidad.
·         Este tratamiento fisioterapéutico, puede ser aplicado también en otro tipo de cicatrices se han estas por trauma o alguna cicatrización post operatorio, etc.
Bibliografía
Plaja Juan “Analgésia por Medios Físicos”
Editorial Mc. Graw- HillGram 2000.
Cotran Robins “Patología Estructural”
Editorial Mc Gram Hill. PLAJA Juan “Analgésia por Medios Físicos, Editorial Mc. Graw- Hill- Gram, 2000, p. 136.